FLOWER BOY

TOMADO DE : http://es.wikipedia.org/wiki/Flower_boy

Flower boy

Fotografía tomada en la década de los 70 de un chico asumiendo el rol de Flower Boy.

El término “Flower Boy” (“Chico de las flores”) fue utilizado por el antropólogo Erin Malvert el 22 de noviembre de 2003 durante una ponencia en el congreso internacional de Antropología en la ciudad de Atenas – Grecia1 , para referirse al fenómeno cultural espontáneo y no sistémico identificado por diversos estudios antropológicos, el cual consiste en asignar a un niño varón el rol de “Dama de honor” o “Flower Girl” (Rito cristiano protestante) cuando no existe una niña en la familia de la novia que pueda asumir este menester durante una ceremonia de matrimonio. Si bien este término no ha sido aceptado oficialmente por la comunidad científica se utiliza frecuentemente como denominación de referencia ante la ausencia de un término más preciso.1

Diversas Disciplinas han estudiado este fenómeno, el cuál transgrede transversalmente la clara diferenciación social de los roles de géneros impuestos culturalmente por la sociedad y las religiones, razón por la cual resulta interesante como objeto de estudio social.2
Contenido

1 Antecedentes
1.1 Dama de honor
2 Creencia Popular
2.1 Mala Suerte
3 El fenómeno en Asia
3.1 El fenómeno en India
3.2 El fenómeno en China
3.3 El fenómeno en Rusia
4 El fenómeno en Occidente
4.1 Disciplina de Enaguas
5 Casos documentados en el mundo
5.1 TOP 20 Países donde mas se práctica
5.2 Incidencia
6 Vestuario y Maquillaje
7 Controversia
8 Véase también
9 Referencias
10 Enlaces

Antecedentes
Dama de honor

La tradición de llevar una “Dama de honor” durante una ceremonia Nupcial es muy antigua, existen evidencias históricas de este rol en diversas culturas y religiones del Mundo incluso de fechas que datan antes de la Edad Media, sin embargo fue durante este periodo que la práctica tomó más fuerza y se institucionalizó en toda Europa, trasladándose posteriormente al continente Americano con el descubrimiento de América.3

El rito cristiano católico originario de la Edad Media denominaba a quien cumplía este rol como “Damita de honor”, refiriéndose a una niña menor de 12 años con grado directo consanguineo de la novia, posteriormente durante el siglo XIX el término fue mutando y se cambió por el de “Pajecita” para unificar el nombre que recibían los niños que abrían la cohorte “Pajes”.

De forma paralela el rito se adaptó en las culturas anglosajonas principalmente como consecuencia del cisma cristiano que dio origen a las religiones protestantes, ampliándose el espectro de personas que conformaban la cohorte de la novia, así aparece la figura de “Dama de honor” para referirse a una mujer adulta que acompaña a la novia y “flower girl” para referirse a la niña que abre la cohorte.

Durante el siglo XX con el fenómeno de la globalización, muchos países católicos adoptaron el concepto protestante de “Dama de honor” pero fusionando esta concepto al modelo católico ortodoxo, razón por la cual el término “Dama de honor” en los países católicos se refiere al concepto original de “Dama de honor” cuyo equivalente en los países protestantes es “flower girl”.4

En otras religiones especialmente las asiáticas existen muchas definiciones para la niña que acompaña a la novia y sus roles son muy variados y diversos, sin embargo por sus matices, implicaciones y trasfondos, es posible concluir que en prácticamente todas las religiones existe una figura equiparable con la “Dama de honor” utilizada en los países católicos o “Flower girl” utilizada en los países cristianos protestantes.5

Algunos Antropólogos y Sociólogos han utilizado el término “Dama de honor” para referirse a la persona que acompaña la cohorte de la novia, generalmente una niña con vínculo consanguíneo directo de la futura esposa, presente en prácticamente la mayoría de los ritos religiosos.

En la actualidad en los países cristianos protestantes el término “Dama de honor” es impreciso pues se refiere a una mujer adulta que acompaña a la novia y es independiente del término “Flower girl”.6
Creencia Popular

La mayoría de las religiones en el mundo dentro de sus prácticas rituales de la ceremonia nupcial, incluyen la figura de La Dama de Honor ó “Flower Girl” , una niña generalmente menor de 12 años con un vínculo consanguíneo directo de la novia, quien es la encargada de abrir el sequito y acompañarla hasta el altar. En algunas ocasiones está acompañada de un Paje o “Ring boy”.7

Generalmente cuando no existe una niña en la familia de la novia que cumpla con estas características se recurre a otra niña más alejada en el nivel consanguíneo o simplemente a una infante externa a la familia, sin embargo para muchas comunidades Hindúes es un mal aguero o de mala suerte que la “Dama de Honor” no sea un familiar con vínculo consanguíneo directo. Esta creencia es la que dio vida al rito de chamaya pernikahan (Maquillaje de Matrimonio) por medio del cuál se transforma un niño varón en Dama de Honor, evitando de esta forma que la mala suerte caiga sobre la pareja de esposos, al tiempo que reciben la bendición de Bhagavathy – la Diosa Hindú de la Feminidad.8

Pero si bien esta creencia es propia de algunas comunidades confesionales de la región Hinduista, algunos antropólogos han detectado que esta práctica está presente de forma esporádica y no sistémica en otras cultura del mundo, descubriendo que incluso en países occidentales cristianos existe la creencia popular de “La Mala suerte” si la “Dama de Honor” no es una niña con grado directo consanguíneo. Existen casos documentados de niños que son vestidos como niñas para ceremonias matrimoniales en países de América y Europa. 9 10
Mala Suerte

Para las comunidades practicantes del rito de chamaya pernikahan (Maquillaje de Matrimonio) la “Dama de Honor” simboliza ante los Dioses la unión familiar, por consiguiente si no tiene un vínculo consanguíneo directo con la novia, la pareja de nuevos esposos nunca logrará la unión necesaria para conformar una familia y la mala suerte los rodeará por medio de la infertilidad, la infelicidad, la división familiar, el divorcio o incluso la muerte. En cambio al vestir el hermano, primo hermano o sobrino de la novia con atuendos femeninos no solamente estarán logrando este símbolo de unidad, sino que recibirán la bendición de la Diosa Bhagavathy. En el caso de que la Novia no tenga ni hermanos, ni primos hermanos, ni sobrinos, ya sean niños o niñas, la tradición recomienda mejor no celebrar el rito matrimonial.11
El fenómeno en Asia

Este fenómeno encuentra su mayor consolidación cultural en ASIA, en donde países como la India y Pakistan recuerren frecuentemente a esta práctica orientados principalmente por las creencias religiosas y la superstición.
El fenómeno en India
Debido a la ausencia de niñas en la familia, un niño sobrino de la novia, es vestido como “flower Girl” conforme a la tradición Chamaya pernikahan, para una ceremonia nupcial en la India.

Chamaya pernikahan (Maquillaje de Matrimonio), es un ritual originario de la India el cuál consiste en asignar a un niño varón el rol de “Flower Girl” – “Bridesmaid” o “Dama de Honor” cuando no existe una niña en la familia de la novia que pueda asumir este menester durante una ceremonia de matrimonio.12

Algunos Antropólogos estudiosos del tema afirman que esta costumbre practicada en diferentes regiones de la India se debe a que culturalmente se considera un mal agüero (Mala suerte) que la dama de honor sea una persona ajena a la familia en primer y segundo grado de consanguinidad de la novia y por consiguiente se transforma en “Dama de Honor” a un niño (Hermano menor, primo, sobrino).13

Se han detectado manifestaciones aisladas en otras culturas y religiones de esta práctica, incluso en la religión cristiana, aunque en otras cultura se da espontáneamente y no se considera una práctica específica.”14 15

Orígenes:

Los orígenes del ritual están estrechamente vinculados con el festival Kottankulangara Chamayavillanku, que se celebra en el templo Kottankulangara en Chavara, cerca de Kollam en India en donde cientos de hombres se visten como mujeres como ofrenda a la diosa Bhagavathy, la deidad del templo.16

No se conoce con certeza que tan antiguo es la práctica de este rito pero en algunas referencias históricas del siglo pasado se han encontrado algunas menciones sobre el rito.13

El Ritual:

Existen pocos documentos de referencia sobre las prácticas que componen el ritual chamaya pernikahan (Maquillaje de Matrimonio), el libro “Ritual Art of Indian” menciona brevemente que según tradición la “Flower Girl” debe llevar un vestido del mismo color de la novia, el maquillaje debe resaltar su mirada de pureza y deberá tener los mismos colores del maquillaje de la novia. Igualmente menciona que deberá acompañar a la novia durante todo el proceso de preparación y será la encargada de abrir la cohorte.8

Localización geográfica:

El rito es originario de la ciudad de Kollam, en el estado indio de Kerala, pero existen evidencias antropológicas de que su práctica se ha hecho extensiva a todo el territorio Indio.
El fenómeno en China

Este fenómeno es ampliamente practicado en la China, en donde es común que un chico asuma el rol de Flower Boy. Sin embargo no existe literatura al respecto en lenguas occidentales y aunque existe una variopinta selección de publicaciones que tratan el tema, la mayoría de ellas se encuentran en idioma Chino Mandarín y Cantonés.
El fenómeno en Rusia

En Rusia este fenómeno es conocido como: “Трансвеститы в свадебных ребенка” cuya posible traducción sería “Niño travesti de la boda”. No existe mucha claridad en los autores respecto al origen ni los motivos de la práctica en este país, sin embargo emergen algunas hipótesis: Por una parte Nikolai V. Zorin en su libro “Rituales de la boda en Rusia”, considera que el fenómeno puede tener un origen pagano de tradiciones culturales previas a la Revolución Bolchevique, mientras Valdimir Korpasrki considera que uno de los posibles origines fuera la supersticción tal y como ocurre en la India.

Aunque Rusia es uno de los países en donde el fenómeno se presenta con mucha intensidad, no existe evidencia de que ocurra en todo el país, pues según los autores son las ciudades de Jabárovsk (en ruso: Хабаровск) y Vladivostok en donde se encuentran la totalidad de los casos documentados. 17
El fenómeno en Occidente
Un niño asumiendo el rol de Flower Boy para el matrimonio de su hermana.

Se han detectado manifestaciones aisladas en otras culturas y religiones de los “Flower boys”, incluso en la religión cristiana, aunque en otras cultura se da espontáneamente y no se considera una práctica específica.”9 18 19

Foros y publicaciones que en los últimos años han surgido en la red, han inducido tímidamente a estudios aislados que sugieren que el fenómeno es mucho más frecuente de lo que se cree popularmente, pero solamente ha comenzado a visibilizarse gracias a la red mundial de computadores.20

Una tesis de maestría del “Center for gender studies” en New Delhi, sugiere que el fenómeno “Flower Boy” es global y uno de los más importantes motivos que estimula está práctica en países occidentalizados es el afecto que la novia pueda tener por sus familiares carcanos, hermanos, primos o sobrinos, los cuales son utilizados como damas de honor ante la falta de niñas en la familia. Igualmente y luego de revisar un importante número de casos documentados mediantes diarios personales o familiares de países de varios continentes, el estudio sugiere que la superstición es también una importante causa, demostrando de esta forma que no solamente en la India se realiza está práctica por aguero.21

En el año 2005 la Doctora Janice W. Lee publicó en un anexo de su tesis doctoral sobre “Los Roles de Género” el caso de un niño en Pensilvania – Estados Unidos el cuál fue preparado durante 8 meses para asumir el rol de “Dama de honor. En el documento que se presentó como anexo del trabajo de grado, se relata ampliamente como al chico le dejaron crecer el cabello para que tuviera apariencia femenina, fue ingresado a una academia de modelaje para que aprendiera modales femeninos, le hicieron un vestido a medida y el día de la boda fue maquillado como una chica.22
Disciplina de Enaguas

En algunos casos se ha detectado que la práctica de “flower boy” está relacionada con la Disciplina de enaguas (petticoat discipline). El término “disciplina de enaguas” se refiere a un tipo de feminización forzada que consiste en vestir con prendas y atuendos femeninos a un niño (varón) que presenta comportamiento violento o agresivo, con el propósito de modificar su conducta machista, agresiva y/o violenta.

Para algunos autores y estudiosos del tema el fenómeno se limita a una fantasía sexual de tipo fetichista encarnada en la ficción delirante de algunas mentes perversas,23 sin embargo la evidencia histórica sugiere que está práctica fue ampliamente desarrollada durante la época victoriana y que despareció casi por completo durante el siglo XX.24

Recientes estudios sobre el tema sugieren que dicha práctica está siendo retomada nuevamente por algunos grupos espontáneos y no sistémicos de mujeres que en oposición a la cultura machista y a la violencia de género, han retomado está práctica aportando nuevos matices, buscando feminizar el carácter y reducir por completo la conducta agresiva de sus hijos varones. Según algunos autores dicha práctica se ha visto fortalecida en la contemporaneidad como consecuencia de la proliferación de redes sociales que han facilitado la constitución de grupos especializados en el tema y sus prácticas.25 9
Casos documentados en el mundo
Mapa que detalla el número de casos aproximados documentados en el mundo

Si bien el fenómeno es esporádico y espontáneo en el mundo y no existe mucha literatura disponible al respecto, es posible partiendo de la información académica disponible, algunos estudios que se han realizado al respecto y casos registrados en internet, determinar de forma aproximada el impacto del fenómeno a nivel mundial.9 26 27
TOP 20 Países donde mas se práctica
Puesto País Casos Documentados Aprox.
1º Bandera de India India Mas de 1.000
2º Bandera de la República Popular China China No Disponible*
3º Bandera de Rusia Rusia Mas de 150
4º Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos Mas de 30
5º Bandera de España España Mas de 25
6º Bandera de Francia Francia Mas de 20
7º Bandera de los Países Bajos Países Bajos Mas de 20
8º Bandera de Austria Austria Mas de 20
9º Bandera de Brasil Brasil Mas de 20
10º Bandera de Colombia Colombia Mas de 15
11º Bandera de Australia Australia Mas de 10
12º Bandera de Italia Italia Mas de 10
13º Flag of Switzerland.svg Suiza Mas de 10
14º Bandera de México México Mas de 5
15º Bandera del Reino Unido Reino Unido Mas de 5
16º Bandera de Alemania Alemania Mas de 3
17º Bandera de Singapur Singapur Mas de 3
18º Bandera de Malasia Malasia Mas de 3
19º Bandera de Noruega Noruega * Mas de 3
20º Bandera de Finlandia Finlandia Mas de 3

* Debido a que no existe literatura disponible en lenguas occidentales, no es posible estimar un aproximado de casos documentados en la China, sin embargo se tiene la certeza de que es un fenómeno ampliamente expandido en este país, razón por la cuál se ubica en el segundo lugar.

Incidencia

Desde la información académica disponible, solo es posible determinar de forma confiable el nivel de incidencia del fenómeno en la India, en donde se calcula que por cada 3.000 matrimonios ocurre un caso Chamaya pernikahan, es decir que en uno de cada tres mil matrimonios que se celebran en la India, un niño de sexo masculino, asume el rol femenino de “Damita de Honor” o Flower Boy.28

En occidente no es posible estimar una tasa de incidencia aproximada, aunque por la información disponible, es posible preveer que en América y Europa la tasa sea inferior a un caso por cada 100.000 Matrimonios.
Vestuario y Maquillaje

En todas las culturas en las que se ha identificado el fenómeno, el niño que asume el rol adopta el vestuario y maquillaje que utilizaría una niña para el cumplimiento de este menester, generalmente el vestido y el maquillaje debe ser del mismo color utilizado por la novia.
Controversia

Está práctica ha sido muy cuestionada por ciertos sectores especialmente los más conservadores, que consideran que es afeminar a un niño y que puede afectar su identidad de género o sexual, sin embargo estos argumentos son especulativos pues no existen estudios que demuestren que la identidad de un niño se pueda ver afectada por el uso de prendas femeninas de forma ocasional, de hecho en el siglo XIX la mayoría de los niños eran vestidos ordinariamente con trajes bastantes femeninos y esto no afectaba la identidad de los menores. No existen estudios científicos determinantes que demuestren lo contrario.29 30

El profesor de la universidad de New Hampshire Ann Diller, ha sugeridos en varios de sus libros que el juego de roles de género en los niños, es decir asumir el rol de género contrario por períodos ocasionales, permite de forma pedagógica que los niños comprendan desde una experiencia vivencial las diferencias entre los géneros, generándose conciencia sobre los efectos de la discriminación y la violencia de género. Varios estudios realizados por el profesor Diller han demostrado que la comprensión de género mejora significativamente en chicos que han vivido la experiencia de asumir el rol de género opuesto. Si bien el Doctor Diller nunca ha mencionado el fenómeno de los “Flower boy” este fenómeno encaja perfectamente como experiencia de aprendizaje de género, a partir de las descripciones que el docente ha realizado en sus textos.31

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s